Ductus Arterioso

PDA occluder-IMP

El ductus arterioso o conducto arterioso es una pequeña comunicación entre la aorta y la arteria pulmonar. Está normalmente abierto en el feto, pero se cierra justo después del nacimiento (en la mayoría de los casos durante los primeros tres días de vida, aunque puede permanecer abierto hasta varios meses después). Cuando esto no pasa y permanece abierta  se llama conducto arterial persistente.

A menudo, un conducto arterial persistente pequeño no causa problemas y puede que nunca necesite tratamiento. No obstante, un conducto arterial persistente grande que no se trata puede permitir que la sangre poco oxigenada fluya en la dirección equivocada, debilitando el músculo cardíaco y causando insuficiencia cardíaca, así como otras complicaciones.

Las opciones de tratamiento para el conducto arterial persistente comprenden el control, los medicamentos y el cierre mediante cateterismo cardíaco o cirugía.

Causas

El ductus arterioso permeable es un defecto cardíaco congénito común, que puede aparecer junto con otros defectos cardíacos y no existe una causa clara del por qué sucede. Los recién nacidos, especialmente los prematuros, tienen más probabilidades de padecer un ductus arterioso persistente, ya que a menor edad gestacional más probabilidades hay de presentar retraso de cierre del ductus.

Cierre del Ductus

En el cierre quirúrgico del ductus arterioso persistente por medio de procedimientos mínimamente invasivos se hace uso de dispositivos oclusores, un método altamente efectivo, sin secuelas, rápida recuperación y corrección de la patología. 

Nuestro PDA Occluder de Occlutech es un oclusor ideal para cerrar los defectos en configuraciones morfológicamente diferentes que van desde pequeños conductos en forma de túnel hasta grandes derivaciones ovales. Conoce más de sus beneficios haciendo clic aquí.

Es importante aclarar que en niños prematuros con un peso muy bajo, los riesgos y las complicaciones aumentan, sin embargo, el resultado en manos profesionales será positivo si se utilizan las técnicas correctas para la cirugía. 

Tratamiento

El tratamiento para el ductus arterioso será determinado por el especialista basándose en la edad del paciente, la gravedad de la enfermedad (ductus pequeño o grande) y los síntomas que presente. En función de esto, se puede tomar la opción de tener controles periódicos con el niño o realizar un tratamiento para el cierre del ductus.

Los ductus arteriosos pequeños pueden no requerir tratamiento o cerrarse espontáneamente por sí solos.

Haz clic aquí y conoce nuestro equipo de IMP y las ciudades en las que tenemos presencia

Compartir:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter

Stay Connected

More Updates