Enfermedades estructurales del corazón

enfermedades estructurales del corazón-IMP

Las enfermedades estructurales del corazón pueden ser patologías congénitas o adquiridas, y algunas de ellas, pueden no causar síntomas ni dar señales de su existencia e incluso, en algunas ocasiones, pueden manifestarse en la etapa adulta, pudiendo también causar complicaciones muy graves e igualmente, poner en riesgo la vida.

En un corazón estructuralmente normal, las válvulas, arterias, venas y cavidades cardíacas ayudan a transportar la sangre, siguiendo un patrón circulatorio: cuerpo – corazón – pulmones – corazón – cuerpo. Cuando todas estas estructuras anteriormente mencionadas, funcionan correctamente, la sangre se dirige del corazón a los pulmones para que exista un intercambio gaseoso y oxigenación de la misma, y vuelve al corazón para que éste la envíe a los diferentes órganos, pudiéndolos oxigenar. Cuando existe alguna malformación o defecto en las válvulas, las cavidades cardíacas, arterias y/o venas, este patrón de circulación puede verse afectado. 

Existen diversos tipos de defectos congénitos en el corazón que pueden ir de cardiopatías simples a complejas y muchas variaciones anatómicas adicionales.

 

Los defectos del corazón más comunes son:

  • Defecto septal atrial y/o ventricular.
  • Válvula aórtica bivalva. 
  • Canal atrioventricular.
  • Coartación de la aorta.
  • Síndrome del corazón izquierdo hipoplásico.
  • Atresia pulmonar, tricuspíde.
  • Estenosis pulmonar.
  • Tetralogía de Fallot.
  • Conexión venosa pulmonar anómala total o parcial.
  • Transposición de los grandes vasos.
  • Tronco arterial.
  • Ductus arterioso persistente.

En la mayoría de los casos, estos defectos producen ciertas alteraciones que llevan al deterioro o daño de determinados órganos, y por ende, de las condiciones clínicas de los pacientes. 

Las enfermedades estructurales del corazón se diagnostican por medio de un examen físico completo y diferentes exámenes imagenológicos complementarios. 

Enfermedades estructurales del corazón-IMP

Los síntomas más frecuentes pueden incluir:

  • Aumento en la frecuencia cardíaca o respiratoria.
  • Trastornos del ritmo cardíaco.
  • Retardo en el crecimiento.
  • Alteraciones en la alimentación.
  • Cianosis: tono azulado de la piel, labios y uñas.
  • Deterioro en la clase funcional progresivo (cansancio) hasta en reposo.
  • Soplos cardíacos.
  • Retención de líquidos.
  • Entre otros.

Los defectos cardíacos congénitos puede afectar las paredes del corazón, las válvulas cardíacas, las arterias y/o venas cercanas al corazón, llevando a alteraciones en el patrón normal circulatorio, bien sea por enlentecimiento del flujo sanguíneo, hiperflujo o desviación anormal del mismo. Existen diferentes tratamientos médicos para estas patologías, que en conjunto llevan a mejorar la calidad de vida de los pacientes. El manejo puede ir desde diferentes medicamentos, intervenciones percutáneas (por cateterismo cardíaco) con diferentes dispositivos endovasculares o incluso corrección quirúrgica. 




Compartir:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter

Stay Connected

More Updates